InicioEfeméridesA 28 AÑOS DE LA GESTA DE LOS MÁRTIRES DEL 6% ¡PRESENTE,...

A 28 AÑOS DE LA GESTA DE LOS MÁRTIRES DEL 6% ¡PRESENTE, PRESENTE, PRESENTE!

El Consejo Nacional de Universidades conmemora hoy a los «Mártires del 6%» Jerónimo Urbina, estudiante de Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Ingeniería; y Ernesto Porfirio Ramos Villareal, dirigente sindical de la Escuela Internacional de Agricultura y Ganadería de Rivas, actualmente UNIAV. Estos estudiantes y trabajadores resultaron heridos y lesionados el 13 de diciembre de 1995. Con acto de heroísmo hicieron posible la supervivencia del 6% constitucional para la educación superior del país en el contexto de las políticas implementadas por gobiernos neoliberales (1990 – 2006).

En todas las universidades estatales de Nicaragua, se realizan actos culturales, homenaje y muestras de respeto con compromiso revolucionario hacia quienes ofrendaron sus vidas por la lucha del 6% constitucional para Educación Superior del país. Con ello, se reafirma que las diversas actividades efectuadas por las universidades, más aún, las estatales dan muestra de una tradición que a los 28 años de la Gesta Estudiantil se ha convertido en un ineludible deber de las autoridades académicas, docentes, administrativos y estudiantes universitarios.

Basándonos en la revisión documental, las líneas siguientes exponen algunos apuntes y testimonios sobre el contexto del período neoliberal, el cual pretendía reducir el presupuesto del 6% constitucional asignado para las Universidades de Educación Superior. Por consiguiente, se reflexiona sobre el legado que nos dejaron nuestros mártires, así como la continuidad de las tareas revolucionarias en la que se demuestra que la Historia de la Educación de Nicaragua se continúa escribiendo.

Contexto del intento fallido en la reducción del 6% constitucional

Las distintas condiciones sociales, económicas y políticas que existieron en el neoliberalismo (1990-2006) impactaron directamente en las posibilidades de desarrollo para el país.  Asimismo, “las condiciones de educación en Nicaragua a partir del período neoliberal significaron un momento de reformas estructurales a la educación, acompañada de la idea de que la educación era un gasto para el Estado y no un factor estratégico del desarrollo humano” (Flores y Romero, 2020, p.45).

No podemos aislar que en este contexto acontecen dos grandes luchas por el 6%. Primero, en el año de 1995, son heridos Jerónimo Urbina y Ernesto Porfirio Ramos, y es lesionado el Compañero Bismarck Santana, dirigente estudiantil en ese momento, actualmente docente de la UNAN-Managua y sobreviviente de la masacre estudiantil acaecida en esa fecha. Segundo, la lucha de 1999 donde fallece el estudiante Roberto González.

Pero, qué proponía el neoliberalismo para las universidades públicas: ¡privatización!

La educación se convirtió desde la década de los noventa en un factor estructural que sufrió cambios radicales en la manera de concebirla, pasando a formar parte de la agenda de los organismos financieros internacionales, que tenían como políticas educativas la reducción del gasto público en educación, la privatización y orientación de la educación hacia una política económica liberal. El costo social del modelo neoliberal en Nicaragua empezó por la privatización de la educación, esta pasó de ser un derecho social a un privilegio de las clases sociales mejor acomodadas, sumiendo al país en unas elevadas tasas de analfabetismo y reducidas posibilidades de ingresar al sistema escolar. (Flores y Romero, 2020, p.47).

Estos aspectos provocaron fuertes tensiones sociales entre los estudiantes y los gobiernos de corte neoliberal. Porfirio Ramos se integra a la lucha y se encontraba entre “(…) las inmediaciones de la Asamblea Nacional y Olof Palme (…) infortunadamente la policía toma el control y hace retroceder al colectivo universitario, rumbo al edificio PETRONIC. En un intervalo, un agente de la Policía Nacional le dispara en la cabeza a Porfirio, quien cae muerto instantáneamente. Los estudiantes se abalanzaron con morteros y piedras a la policía para poder llevarse el cuerpo del mártir.” (Leiva, 2022)

Igualmente, Jerónimo Urbina fue impactado por una bala y, aunque fue llevado al hospital, los esfuerzos no fueron suficientes, porque quedó cuadripléjico y murió cinco días después. Por su parte, el estudiante de electrónica Bismarck Santana Tijerino, (sobreviviente) fue impactado por una bala en su pierna derecha, cortándole la arteria principal. Media hora después Roberto Calderón fue herido de bala en el pecho, llevado al hospital Manolo Morales, donde prevaleció su vida. (Leiva, 2022).

Este escenario resaltó para la Historia Patria que el Movimiento Nacional de Estudiantes de Nicaragua, en esta lucha universitaria jugó un papel importante en la conducción de la defensa del presupuesto constitucional que por Derecho corresponde a Educación superior; lucha en la que además sobresale la integración y solidaridad con el acompañamiento activo y decidido de los gremios a nivel nacional.

La lucha de un derecho constitucional que define y permite interpretar la activa defensa y heroísmo de la autonomía universitaria por garantizar educación superior gratuita. Lucha que honra el legado de quienes comenzaron los planteamientos y demandas justificadas para mayor presupuesto de las universidades en la segunda mitad del siglo XX, destacando en ello, el Dr. Mariano Fiallos Gil y lo impregnado en el Programa Histórico del Frente Sandinista de Liberación Nacional, así como la memoria de los Héroes y Mártires de la tierra de Sandino y Fonseca.

La universidad y continuidad de las tareas revolucionarias

A partir del año 2007, el Estado de Nicaragua volvió a tomar un rol central en los procesos de socialización, formación y transmisión de conocimientos mediante los subsistemas educativos, la reasignación de este rol se consiguió una vez que el periodo neoliberal (1990-2006) había llegado a su fin, y que antes había transferido programáticamente esta función social a empresas educativas privadas. (Flores y Romero, 2020, p.49).

Lo antes descrito no significa que las universidades hasta la segunda etapa de la Revolución lograron respaldo en la defensa de la autonomía universitaria y del presupuesto de las universidades, fue únicamente el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) el que daba reconocimiento pleno al significado e importancia del derecho constitucional. Sobre ello, el Compañero Bismarck Santana expresa:

 (…)  La bancada que nunca vaciló y siempre estuvo a disposición de apoyar a las universidades es la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, encabezada por el Comandante Daniel Ortega que en su calidad de Secretario Político, Secretario General del FSLN hubo siempre una decisión de aprobar y respaldar las propuestas de las universidades en la Asamblea Nacional como única bancada firme, dispuesta a las universidades y al presupuesto otorgado año con año. (13 de diciembre de 2020).

A pocos días de concluir el año 2023, nos detiene la reflexión, 28 años que se han cosechado en la memoria de la comunidad universitaria con el legado de los mártires del 6%. Llena de compromiso el observar mediante fotografías, escuchar testimonios de las distintas participaciones que el pueblo y las universidades con sus gremios y estudiantes han tenido en las luchas por la restitución del Derecho a Educación, por tanto, «La historia de la Educación de Nicaragua se continúa escribiendo…»

Conmemorar cada año esta gesta y encontrar ese sentimiento de compañeros de lucha de Porfirio, Jerónimo y Roberto y compañeros de todos los que lucharon ese día – muchos de ellos, participantes activos de la lucha de los estudiantes universitarios contra la fallida privatización es hacer memoria, pero más aún enorgullece en cada año que se suma, ver el rostro joven del estudiante nuevo que ingresa a la universidad y que goza de la oportunidad gratuita y de calidad de educación superior en un contexto de PAZ.

Al respecto, la doctora Ramona Rodríguez, presidenta del CNU y Rectora de la UNAN-Managua, manifiesta:

«Ahora esto es posible porque estamos en una segunda etapa de la revolución y los universitarios nos comprometen con la defensa de esta revolución. Y principalmente ustedes jóvenes que son los continuadores de esta revolución que hoy dirigen nuestro presidente y nuestra vicepresidenta» (19 de diciembre de 2022)

En definitiva, se escribe la Historia de la educación en nuestros tiempos con la GRATUIDAD de la educación en todos sus niveles, cuando nos dedicamos a analizar algo de nuestro interés, al investigar. Es un tiempo que marca un hito en la historia de nuestra patria con el trabajo y la disposición siempre presente, de defender ese legado, de defender los frutos de ese legado que nos dejaron nuestros HÉROES y MÁRTIRES.

Bibliografía

De Castilla, Miguel. (18 de enero de 2018). La universidad neoliberal en Nicaragua. El Nuevo Diario. Recuperado de: admin-5-articulo-45-50.pdf (unan.edu.ni)

Flores Martínez, Jonathan; Romero Arrechavala, Jilma. (2020). Globalización y educación en Nicaragua, impacto en el sistema educativo y transformación de las culturas escolares. Compromiso Social. Revista de la UNAN-Managua, Extensión Universitaria, No. 4, año 02, Vol.1 (pág. 45 – 50).

Leiva, Beymar. (19 de diciembre de 2022). Comunidad universitaria conmemora la gesta estudiantil por el 6% constitucional. Recuperado de: https://cnu.edu.ni/Comunidad universitaria conmemora la gesta estudiantil por el 6% constitucional | Consejo Nacional de Universidades – CNU – Nicaragua

 

Mtra. Dayra Blanco Sánchez/ Relaciones Públicas.

 

RELATED ARTICLES

Noticias Recientes